Apoya el aprendizaje de tus niños con Yoga

¿En serio?
¡Por su puesto!

Comprobado está que el juego es fundamental para la evolución y desarrollo intelectual de los niños.
Y hacer Yoga para niños es una extraordinaria forma de incluir la diversión en su aprendizaje.

Y no solo les permite reforzar su autoestima e independencia, les enseña a relacionarse con el entorno, a desarrollar las habilidades motrices, la coordinación y fortalecer los músculos.

A través del Yoga podemos enseñar técnicas de relajación que son básicas para mejorar su desempeño ya que el stress inhibe el aprendizaje y el Yoga definitivamente puede apoyar en eso.

No hay que olvidar que otros beneficios son el aprendizaje del lenguaje, el fomento de la creatividad, la imaginación y la estimulación mental y que con el juego en grupo, aprenden a relacionarse y a colaborar con otros

¿Te imaginas cómo habría sido tu época escolar si te hubieran enseñado a través del juego y diversión?

¡Qué mejor forma de aprender temas del plan escolar como el sistema solar o el ABC que con tu cuerpo, imaginación y utilizando el juego para que se quede en tu memoria por siempre!

Así que con todo lo descrito anteriormente, ¿Qué estás esperando para ponerte a jugar Yoga con tus niños?
¡Es más fácil de lo que crees!

¡Te esperamos en nuestra próxima Certificación Rainbow Kids Yoga que te enseña a ser profesor/a de Yoga para niños y familias de manera divertida y única!
Última fecha del 2019: del 6-8 de diciembre

Jimena Patiño Martínez
Rainbow Kids Yoga
www.RainbowYogaTraining.com

Yoga y Regreso a Clases

¿Te acuerdas cuando eras niño y estabas por entrar al primer día de escuela?
Te apuesto que puedes volver a sentir los nervios de la noche previa, la mochila lista, tus cuadernos nuevos, el insomnio por la incertidumbre de tu nuevo salón de clases y las mariposas en el estómago cuando llega la mañana y es momento de enfrentar un nuevo ciclo escolar.

Y le llamo enfrentar porque vaya que es un gran reto tener nuevas maestras, diferentes materias, exigencias deportivas y académicas, reencontrarte con amigos o todavía más difícil si es una nueva escuela y tienes que hacer unos nuevos… ¡Ufff, cuánto stress!

Todos podemos decir que en nuestra época era más fácil (sea hace 10, 20 o 40 años) pero reconocerlo no detiene el tiempo ni el desarrollo de las nuevas tecnologías y la demanda de estar al día en nuevos procesos.
Aún así pienso que nuestra época fue sumamente estresante porque el sistema educativo está diseñado para una minoría que logra encajar, los demás, hace 10, 20 o 40 años no la pasamos tan bien intentando memorizar y aprendiendo a través del miedo (castigo). ¿A poco no te acuerdas de ese profesor que te intimidaba o la maestra que de todo te amenazaba?

Y ahora, ciertamente las obligaciones se multiplicaron, cada vez hay más niños que presentan padecimientos de salud relacionados con el stress y es que ya no hay tiempo de ser niños y obligar a un niño a ser adulto… ¡A cualquiera enferma!
Ya ni siquiera las actividades extra curriculares son de juego o diversión, todo se ha convertido en competencia y llegar a ser. (No olvidemos que sembrar competencia en los niños es sembrar la semilla del sufrimiento).

Y, lo peor de todo este embrollo es … ¡Que el stress inhibe el aprendizaje! Así que les estamos exigiendo que aprendan estresándolos. ¡Esperamos lo contrario a lo que damos!

Pero, calma, no todo está perdido.
En vez de hablar de porcentajes de stress, enfermedades y bullying (que vaya que son alarmantes y hablaremos en otra ocasión), mejor enfoquemos nuestra energía en técnicas que podemos utilizar a favor de niños relajados, felices y sin stress.

  1. Si no puedes con tu enemigo, únetele:
    Hay decenas de aplicaciones para el teléfono móvil diseñadas para guiar meditaciones para niños. ¡Qué forma más llamativa de introducir la relajación que a través de esos aparatos que tanto les reclamas! Descarga un par y ve cómo la magia sucede.
  2. Mándalas:
    El pintar mándalas tiene toda una explicación científica del porqué nos relaja y centra. Puedes acompañarlo entre tarea y tarea o dibujar uno antes de ponerse a estudiar para un examen muy difícil y ayudarle a la mente en el proceso de aprendizaje
  3. Respirar es vivir

La respiración abdominal es el botón que enciende el Sistema Nervioso que nos relaja. Visualicen juntos como su barriga se infla como globo por un minuto. O acostados antes de dormir coloca a su muñeco de peluche favorito sobre su abdomen e intenta elevarlo lo más que puedas con tu inhalación.

  1. Aceites esenciales
    ¡Otra tecnología a nuestro favor! Hay para todo tipo de necesidades; concentración, enfoque, relajación, energía, sueño reparador… ¡La naturaleza es sabia!
  2. Alimentación

Sabemos perfecto que una dieta alta en azúcares refinados está relacionada a diferentes trastornos e incluso conductas. Ayúdale con comida que sea no solo buena para satisfacerlo si no para nutrir su cerebro

  1. Reforzamiento positivo
    Enfócate en las fortalezas, no en las debilidades. ¿Es buena en pintura? ¡Ayúdale a desarrollar su talento y verás cómo éxito construye éxito.

 

¡Y juega, juega mucho, juega en el piso, en el parque, en una clase de Yoga en Familia, en la cochera, en el sillón, pero juega!
Hay una frase que me encanta que dice “play is the highest form of research” o sea “el juego es la mejor forma de investigación”.
Se parte de ese proceso de aprendizaje, forma parte de su crecimiento y desarrollo, vive con ella o él ese momento de asombro y amor por crecer, crear y vivir.

Te invito a que juegues, a que te reencuentres con tu niño interior y lo saques a divertirse un rato, a que te quites el disfraz de adulto, aunque sea por unas horas en nuestro próximo entrenamiento para profesores de Yoga para niños y familias que se llevará a cabo el 6 de diciembre en Centro Naam. ¡Es para todos! ¡Ven a vivir una de las mejores experiencias de tu vida!

 

Jimena Patiño Martínez
Rainbow Kids Yoga
www.RainbowYogaTraining.com

¡Llegaron las vacaciones!

Y con ellas una gran oportunidad de conectar con tus hijos.

Hemos hablado antes de la importancia de la conexión, es más valioso un día junto a tu familia riendo y creando nuevos recuerdos que un juguete último modelo o una tarde de compras.

¿De qué te acuerdas más de tu infancia?
De cuando tu papá ponía comida costosa en la mesa o de cuando pasaban tiempo juntos jugando pelota o con tu mamá jugando a las muñecas.

A veces olvidamos el valor que tiene el tiempo.

Estas vacaciones intenta cosas nuevas, viejas, locas pero sobre todo, ¡Divertidas!

¿Qué tal pasar un día cambiando roles?
Una salida en la que tu hijo sea quien decida. ¿Qué ropa nos ponemos? ¿Qué desayunamos? ¿A dónde vamos? ¿Qué frutas compramos en el mercado?
Dándole el poder de elegir, lo haces consciente de lo importante que es tomar buenas decisiones y validas su persona.

¡Un día trabajando con papá!
Si tienes la oportunidad de llevarlo contigo al trabajo ¡Wow! Será uno de sus días más memorables. Podrá ver qué haces, cómo laboras y qué importante es tu empleo al mismo tiempo que lo involucras en tu día a día y lo pasan divertido.

¡Creando nuevos recuerdos!
Tómense una foto cada día de vacaciones, si pueden con disfraz, con muecas o simplemente en lugares diferentes de la casa, pero, aunque sea una foto juntos al día.
Al final del verano tómense una tarde mientras comen helado para ver esas fotografías y revivir esos momentos.

¿Hacemos una película?
Hagan juntos el guión y tómense el tiempo de preparar los personajes, el vestuario y hasta el maquillaje. Ensayen, mejoren y graben un video que luego podrán compartir con más miembros de la familia.

¡Escribamos un cuento!
Diario, al final del día, tómense 10 minutos para co-crear un cuento juntos, todas las ideas son bienvenidas. Cada noche agreguen una nueva página al libro y al final de las vacaciones tendrán un gran cuento que disfrutar en familia.

¿Qué planes tienes para este verano?
¡Nada mejor que Yoga en familia!

Te espero el sábado 3 de agosto a las 6pm en Centro Naam para vivir una clase única, llena de magia y diversión en compañía de tu familia.

¡Todos son bienvenidos y la entrada es libre!

Jimena Patiño Martínez
Rainbow Kids Yoga
www.RainbowYogaTraining.com

Padres superpoderosos

Todos los padres quieren ser el Superman de sus hijos. 

Pero a veces este mundo y su locura no nos dejan demostrar nuestros superpoderes. 

Hagamos un viaje al pasado, ¿Qué superpoder te hubiera gustado que papá tuviera?
O, pregúntale a tus hijos o sobrinos cuál sería el superpoder más cool. 

La mayoría de las personas contestan cosas divertidas como volar, ser el más fuerte o rápido, viajar en el tiempo y mucho más. 

Y tengo tengo una noticia, ¡Todo esto de hecho lo puedes hacer!

Tienes la herramienta más grande y tu hijo es el experto…¡Usen su imaginación!

El juego es una forma importante de fortalecer el vínculo con tus hijos mientras les compartes experiencias, ideas, los ves desarrollarse, aprender y crecer.

No necesitas juguetes caros ni parques temáticos internacionales para poder usar tus superpoderes, una clase de Yoga en Familia es más que suficiente.:

  1. Haz de tu debilidad, tu fortaleza: Comiencen eligiendo cuál es su superpoder, ejemplo: usar anteojos me da el superpoder de escuchar mejor. 
  2. Encuentren cómo poder usar ese don: Mi habilidad es que los animales me quieren, así que puedo rescatarlos si lo necesitan. 
  3. Mi Kriptonita: Todos tenemos puntos que trabajar y encontrando de forma divertida esa “kriptonita” la hace más aceptable y procesable. 
  4. Unámonos: Siempre es más divertido hacer Yoga juntos, y todavía más si es con poderes extraordinarios. Unan sus dones y encuentren un lugar al cual rescatar, mejorar, construir o apoyar. 
  5. Reconoce tus ´malos´ poderes: Y dense cuenta que ese poder malo solo es una oportunidad de mejorar y desarrollar un nuevo superpoder 

Ser papá en una vida llena de exigencias y expectativas puede ser sumamente estresante. 
Si logras conectar con tus hijos desde el juego y la imaginación no nada más será de provecho para los niños si no también para el adulto urgido de carcajadas que liberan todo tipo de hormonas de la felicidad.

Regálate la oportunidad de demostrar tus superpoderes desde tiempo de calidad, atención plena y demostración de afecto. 

¡Verás cómo esos superpoderes son hereditarios!

¡Feliz día del padre!

Jimena Patiño Martínez
Rainbow Kids Yoga
www.RainbowYogaTraining.com

Fortalecer el vínculo con mamá a través del Yoga en Familia

¿Cuántas actividades extra escolares realizan tus hijos? De esas, ¿En cuántas participas? Y de esas participaciones, ¿Es siendo espectador o compartiendo el momento?

El ajetreo de la vida diaria no deja mucho tiempo libre, escuela, tareas, almuerzo y una vez más corre a otra actividad,¿Y en qué momento nos toca convivir?

Está comprobado que afianzar vínculos es importantísimo y es necesario buscar maneras de hacerlo en nuestro día a día, Yoga en Familia es una gran actividad para realizar ya que sus beneficios van mucho más allá de lo físico.

Claro que ayuda a fortalecer el cuerpo, mejora la coordinación y balance y todo esto tiene un reflejo en el estado mental pero, además, es la única actividad en la que puedes convivir con tus hijos como una alumna más.

Acá los mensajes, correos, redes sociales, consolas de videojuegos y todo tipo de pendiente puede esperar, este es un espacio solamente para ti y tu hijo.

¿Qué tiene de especial compartir con tu hijo una clase de Yoga?
¡Viven juntos el aprendizaje del otro! Eres parte de su proceso en vez de enterarte por calificaciones o juntas de maestros, ¿cuál es su desempeño? intercambian roles, escuchan juntos a su cuerpo, pueden ayudarse a sostener o profundizar en posturas y esto es hacerse parte de su crecimiento

¡Además recuerda que el Yoga es más allá que posturas! Intercambian experiencias, demuestran afecto y aprenden nuevas técnicas para manejar emociones, ¡juntos!

Y puedes llevar algunas herramientas de Yoga en familia, a tu convivencia diaria con tus hijos.

  1. ¿De qué color me siento ahora?- Coloreando una emoción puedo aceptarla, validarla y nombrarla para después con ayuda de alguna postura o técnica de respiración poder soltarla.
  2. La postura del día – Hoy me gustaría lograr (paciencia, disciplina, confianza, etc) y hacemos una postura que me ayude a sentir eso que quiero alcanzar. Puede ser antes de dormir o a primera hora del día antes de salir a la escuela.
  3. Altas y bajas – De camino a la escuela en el auto o de regreso de alguna actividad, aprovecha ese tiempo en el tráfico para abrir espacio a la comunicación: comparte una alta y una baja, ejemplo; mi baja del día es que se me hizo tarde y desayuné con prisa, mi alta del día es que encontré dinero en mi bolsillo y compré un chocolate. Si hoy no tienes dos altas, comparte dos bajas y lo mismo si no hay bajas.
  4. Pinta mandalas: antes de dormir puede ser difícil lograr bajar las revoluciones, es por eso que meter un momento zen antes de la cena puede ser buena idea. Pintar mandalas juntos es divertido y al mismo tiempo relajante. Te prepara para meterte a la cama en calma.
  5. Respiración de héroe/heroína- Antes de salir a la escuela, crea el hábito de respirar profundo hasta inflar tu barriga 3 veces en el marco de la puerta o en el auto antes de bajar. Lo mismo cuando cambien de actividad; esto aclara la mente, calma al sistema nervioso y podemos reaccionar de manera más inteligente a cualquier situación del día.
¡Vive una clase de Yoga en familia!

Te aseguro que una vez que la pruebes, querrás hacerlo siempre.

Disfruta de fortalecer el hermoso vínculo madre-hijo/a de manera divertida e inteligente en todos los niveles.

 

Jimena Patiño Martínez
Rainbow Kids Yoga
www.RainbowYogaTraining.com

¿Cómo hacer de este Mundo un lugar mejor?

Paso uno: Cuídate. No te estanques. Siempre avanza haciendo lo mejor para mejorarte a ti mismo. Tómate tiempo para recargarte cuando tengas que hacerlo, el mundo puede esperar esos cortos períodos de tiempo.

Paso dos: Cuida tus relaciones (familia, amigos, trabajo); Esta es la red de apoyo para quién eres y en quién te estás convirtiendo. Si no pones energía en sus relaciones, no prosperarán, por lo que invierte tiempo, cuidado, amor y la innovación en ellas.

Paso tres: Nunca estar inactivo. Estás aquí para hacer grandes cosas y hacer una diferencia, así que ponte a trabajar. Sin embargo, no pierdas el tiempo haciendo cualquier trabajo; Haz de tu pasión tu misión y de tu trabajo una labor de amor.

Paso cuatro: No tengas miedo de tomar riesgos y cometer errores. El mayor riesgo es no correr ninguno porque entonces estarías atascado exactamente donde empezaste. Recuerda las lecciones y se más sabio, pero sigue adelante y supera la vergüenza y la culpa.

Quinto paso: Se responsable y cariñoso. Somos parte de un todo más grande y nuestras acciones afectan a las personas, los animales y el planeta que nos rodea, por lo que debes tomar decisiones conscientes sobre lo que compras, comes, consumes o desechas.

Paso Seis: Extiéndete y expande más allá de tus círculos existentes; Es tu única oportunidad de tener un mayor impacto en el mundo. Piensa en grande y se generoso con su conocimiento, tu tiempo y tu energía.

Paso Siete: Disfruta de todo lo que haces. La felicidad está dentro de ti y fuera de ti y a tu alrededor, así que no te pierdas esta oportunidad aquí y ahora, tómala todo. No busques la perfección, disfruta del viaje.

 

Gopala Amir Yaffa/Jimena Patiño Martínez
Rainbow Kids Yoga
www.RainbowYogaTraining.com

No es fácil ser niño

Todos sabemos que no es fácil ser un adulto, y especialmente no es fácil ser un padre, pero ¿alguna vez pensaste en lo difícil que es ser un niño?

Imagina cada acción tuya siendo examinada, siempre que te digan qué hacer y qué no hacer, que necesitas pedir permiso para todo, que te apresuren a dejar de jugar y meterte en el auto o en la cama. ¡Tal vez ni siquiera puedas alcanzar el interruptor de la luz!

Vivir de la misma manera que un adulto sería una especie de tortura muy exótica.

Entonces, ¿cómo podemos aliviar el sufrimiento de estos pobres niños? Por supuesto que estoy (medio) bromeando.

¡También hay cosas buenas acerca de ser un niño! La gente está comprando y cocinando para ti, conduciéndote, leyendo cuentos, comprando juguetes, ¡no hay mucho de qué preocuparse!

Pero los niños se preocupan. Se preocupan por complacer a sus padres y maestros, por no encajar, por no ser lo suficientemente buenos, por no ser una buena persona, por cómo se ven. Muchas de las preocupaciones de los padres se transfieren a los niños; Los niños incluso se preocupan por el dinero.

Creo que hay algunas cosas que nosotros, tutores, padres o maestros, podemos hacer para que a los más pequeños les resulte más fácil … aquí hay algo para pensar:

El porqué

¿Tal vez en lugar de decirles qué hacer, podemos explicar por qué?

Es tan importante saber por qué hacemos las cosas.

La obediencia no es una gran cualidad por sí misma. ¿Te gustaría que tu hijo se convierta en un adulto obediente? La obediencia es cómoda para los adultos y mantiene al niño seguro a veces, pero la comprensión es una cualidad mucho mejor. Por eso es tan importante explicar el por qué de las cosas.

Los niños comienzan a preguntar “¿por qué?” Sobre todo, cuando tienen aproximadamente tres años. ¿Alguna vez te preguntaste por qué? Obviamente, es porque quieren saber por qué, quieren entender y creo que se lo merecen.

Tratarlos como iguales

Deja que la opinión del niño te importe. Abre las cosas para la discusión y prepárate para aceptar lo que están diciendo o llegar a un acuerdo.

La frase “porque yo lo digo” será inaceptable escuchar como adulto en la mayoría de las circunstancias, tal vez aparte de ser un soldado.

En nuestro tiempo libre, los adultos elegiremos hacer cosas que nos interesen, cosas que nos den placer. Sin embargo, la mayoría de las veces, especialmente en el sistema de educación general, forzamos la dirección del aprendizaje o las actividades. Un aprendizaje basado en intereses ha demostrado ser mucho más eficiente que uno forzado. Y creo que, con los niños, sobre todo, deberíamos tratar de inspirarlos a amar el aprendizaje.

Confía en la sabiduría de los niños para tomar decisiones valiosas sobre con qué quieren comprometerse. Y, por supuesto, estar a su lado para guiarlos y empoderarlos en el camino.

Cuando hablo de niños que merecen disfrutar de la libertad de elección, no estoy hablando de anarquía. Yo era un gran creyente en la Anarquía en mi adolescencia temprana, pero para que la Anarquía funcione como una estructura social, cada persona debe asumir la responsabilidad total de su propia acción. Es posible que los niños todavía no estén listos para esta libertad absoluta, y tener algunos límites razonables básicos los hace sentir seguros. Esos límites sirven como un cálido abrazo que dice: “aquí estás a salvo”.

Debido a mi propio disgusto por las reglas, he tratado de no tener reglas en casa y como maestra. Pronto descubrí lo sabia que es la frase “libertad dentro de límites seguros”. Como las reglas son difíciles de mantener y tampoco son divertidas, he minimizado mis reglas a una regla única: respeto.

El respeto es la base de todas las relaciones sanas, incluidas las de nuestros hijos. Pero tiene que ser respeto mutuo. Debe funcionar en ambos sentidos, no solo de los hijos a los padres. Entonces, lo que estoy sugiriendo aquí no es la anarquía, sino el abandono de la dictadura a cambio de la democracia.

Co-crea la vida juntos

Involucra al niño en alguna toma de decisiones apropiada para su edad. Compartir tu plan para el día o la semana, debería ayudarlos a sentirse más cómodos porque sabrán qué esperar.

Compartir tus sueños con ellos los hace parte de ese sueño: ¡crean sueños juntos!

Deja que el niño sea el líder a veces. En nuestra casa, de vez en cuando tenemos “días no”; esos son días en los que no puedo decir que no. ¿Suena divertido? ¡Es! Y la mayoría de las veces, nuestros hijos tomaron decisiones responsables y consideradas con este superpoder “no, no”.

Puede pensar que es difícil tener que decir “sí” durante un día entero, pero en realidad es más fácil que decir que no. Va con el flujo, que es bastante divertido, incluso para adultos 😉

Personalmente, me encantan los “días no no”. La semana pasada con Santiago, mi sobrino de seis años, tuve el privilegio de ser llevada por él al mercado por la mañana, luego a nadar, ¡hacer un picnic en el parque (de nuestras compras en el mercado) y algo de jardinería en nuestro patio trasero – un fantástico día!

Es mucho más placentero ser un padre “sí”, que sigue guiando a los niños constantemente para que hagan peticiones mejores y más saludables.

Pagar

Al igual que en cualquier relación, en un padre y un hijo, o en una relación de maestro y estudiante, todo va de dos sentidos: es recíproco.

Las mesas siempre giran. Cuando respetamos a los niños, ellos nos respetan. Cuando escuchamos a los niños, ellos nos escuchan. Cuando les damos a los niños el control, que sean líderes de vez en cuando, con gusto nos dejarán guiar también.

¡Pruébalo, podría funcionar!

Jimena Patiño Martínez
Rainbow Kids Yoga
www.RainbowYogaTraining.com

Amor, Contacto y Respiración … Yoga en Familia

¿Quéhace a una familia? No es necesariamente nuestra constitución genética, sino la conexión y la integración que sentimos entre nosotros. Es lo mucho que nos fusionamos con las vidas de los demás, y cómo apoyamos e inspiramos el crecimiento de los demás.

Yoga significa unidad, e idealmente no hay una unidad social más unida que una familia.

Hay una evolución gradual en la vida social que nos impulsa a expandirnos a nosotros mismos. Crecemos protegidos y guiados por familiares y amigos. Luego salimos al mundo para construir nuestra propia vida “individual” e “independiente” y tratamos de ser autosuficientes y cuidarnos a nosotros mismos. Luego, nos enamoramos y nuestro corazón se expande para incluir a otro. Cuando tenemos hijos, estamos hechos para expandirnos aún más … mucho más.

Esta es la progresión natural de la vida desde el egocentrismo al altruismo, un viaje desde la separación a la unidad. Es un camino de expansión y conexiones cada vez más amplias. Es Yoga. Tener una familia es más Yoga que hacer posturas, y es un entorno muy intenso, pero también de apoyo en el que te auto descubres.

Cuando hacemos posturas de Yoga o meditamos, vamos hacia adentro para encontrar nuestro enfoque, nuestro Yoga. Pero ir hacia adentro y enfocarse en uno mismo no es el único tipo de Yoga. Estar en el mundo, extendernos y expandirnos es un camino tan válido.

Somos espejos el uno del otro, y vivir cerca de otros, como en una familia, brinda innumerables oportunidades para trabajar en nuestra paciencia, enfoque, compasión y muchas otras cualidades nobles de Yoga. Podemos trabajar mucho más profundamente en nuestras emociones, impulsos, instintos e intuiciones cuando los vemos reflejados en nuestro compañero o hijos.

El amor es la cualidad Yóguica más noble. El amor es cuando nos sentimos tan cerca de otro que casi somos uno. El amor es cuando nunca quieres estar separado. El amor es la unidad. El amor es Yoga.

Al llevar la conciencia y la atención plena del Yoga a nuestra vida familiar, podemos hacer que el amor sea más Yoga y el Yoga sea más amor.

Las herramientas que podemos aprender mientras nos relajamos en una práctica de Yoga en familia pueden ayudarnos a enfrentar con mayor calma las partes estresantes de la vida familiar. Las conexiones más profundas que cultivamos, el ser pacíficos juntos y las habilidades de comunicación que aprendemos mientras hacemos yoga juntos, son recetas para una familia feliz y unida.

Aquí hay algunos puntos que podemos enfatizar para intensificar y profundizar nuestra práctica de Yoga familiar:

Mirándonos a ojos: Ojos, podemos ver tanto en los ojos … nuestros sentimientos, nuestros miedos, nuestro amor. Al mirar a los ojos de los demás nos tomamos el tiempo para conectar y estar presente, sin prisa. Es `nuestro’ momento.

Puede ser al principio o al final de la práctica, o incluso mientras se encuentran en las poses. Suavizamos nuestros ojos, y en silencio nos miramos entre sípor el tiempo que necesitemos. Algo mágico siempre sucede si somos lo suficientemente sinceros y pacientes con esta práctica.

Respirar juntos: Sincronizar nuestra respiración mientras hacemos Yoga juntos crea un ritmo conjunto y una mayor conciencia de las posturas y de los demás.

Inhalamos cuando nos extendemos o abrimos en una postura, y exhalamos cuando nos plegamos o nos relajamos. Hacemos la respiración rítmica, igualando la duración de la inhalación y la exhalación. Estos ritmos inducen calma y serenidad.

La respiración es también una forma de comunicación; respirando juntos nos preparamos, y exhalando entramos en una postura.

Si vemos que nuestro compañero estáconteniendo la respiración, probablemente significa que se sienten tensos. Entonces deberíamos reducir la velocidad y tirar o empujar menos en la postura.

Cuando nos ayudamos mutuamente en las poses, la exhalación es cuando llevamos a nuestro compañero un poco más profundo en la postura, ya que es cuando su cuerpo se suelta y libera la tensión.

Contacto: Tocar es la forma más antigua de comunicación y la forma más poderosa de mostrar amor. Necesitamos contacto seguro y amoroso tanto como necesitamos comida y agua, y los niños y adultos que no reciben suficiente contacto seguro y de apoyo desarrollan una variedad de problemas psicológicos y sociales.

En una clase de Yoga en familia intentamos estar en contacto lo más que podamos. Nos unimos en nuestras posturas de Yoga tomándonos de la mano o haciéndolas uniendo nuestros lados o espaldas, ¡O incluso una postura encima de la otra!

Durante las posturas, y antes y después de la práctica, nos acariciamos la espalda, nos despeinamos el cabello, nos damos masajes y nos mantenemos lo más cerca posible el uno del otro.

El contacto conecta a las personas, y puede ayudar a cerrar las brechas que la comunicación verbal no puede.

Reírse y hablar son bienvenidos en una sesión de Yoga familiar, pero es bueno también tener algunas partes en silencio cuando nos comunicamos sin palabras. Incluso podemos utilizar apretones de manos o hacer tapping (pequeños golpes) para comunicarnos con nuestra pareja si nos gustaría que disminuyeran la tensión en la postura o nos llevaran más lejos. Un apretón o golpecito significa menos, y dos apretones o golpecitos significan más.

Ser conscientes de los demás: practicar Yoga juntos nos brinda el tiempo y el espacio para conectarnos y vincularnos, y para curar cualquier desconexión o discordia anterior. Nos amamos profundamente, pero a veces no nos damos cuenta de las necesidades y sentimientos de los demás o tenemos demasiada prisa como para notarlos. Aquínos tomamos el tiempo para estar verdaderamente juntos y no hacer nada más.

Mientras se hace Yoga juntos, es mejor no hacer nada más … no teléfonos celulares, correos electrónicos, juguetes o platos deliciosos que se cocinan en el horno. Hacer Yoga juntos es sagrado (y lúdico también, por supuesto); nuestra familia es sagrada Cuando algo es sagrado, lo tratamos con mucho cuidado, le prestamos especial atención.

Moviéndonos juntos, nos mantenemos atentos a cómo se siente a todos, incluidos. Al hacer posturas de pareja o grupo, es probable que nos hagamos daño mutuo si nos faltan habilidades de comunicación y conciencia. Es un proceso de aprendizaje, pero el secreto de mantenerse a salvo y disfrutar más de la práctica es hacerlo LENTAMENTE.

Nos movemos lentamente, respiramos lentamente y nos damos cuenta de nuestros cuerpos y nuestras conexiones. Intentamos ser igualmente conscientes de nosotros mismos y de los demás miembros de nuestra familia. Cuando sentimos tensión en su cuerpo, sabemos que nos están comunicando que debemos aceptarlos por quienes son y dejar que se abran lenta y suavemente … sin prisas … estamos aquíel uno para el otro, para siempre.

 

Gopala Amir Yaffa y Jimena Patiño Martínez
Rainbow Kids Yoga
www.RainbowYogaTraining.com

Rainbow Kids Yoga en la Ciudad de México

¿Cómo es la formación de Rainbow Kids Yoga en México? Si estás interesada o interesado en conocer o tomar esta formación y te has hecho esta pregunta, hace unos días del 24 al 27 de agosto se llevó a cabo esta formación en la Ciudad de México, a cargo de la maestra Jimena Patiño, quien ha trabajado con niños por más de 17 años.

El Centro Naam fue punto de encuentro de futuros maestros de yoga para niños, quienes para serlo tuvieron la oportunidad de reconectar primero con su niño interior.

Los elementos que más destacaron fueron: música, risas, movimiento, juegos y claro, posturas de yoga. En un tiempo en donde se habla de obesidad infantil y el aumento del uso de dispositivos móviles en los niños en México, Rainbow Kids Yoga ofrece una oportunidad de guiar a los niños a adentrarse en posturas de yoga y a distintas dinámicas que les permitan reconectar con ellos y con otros, así como a tener una actividad física que también les permita desarrollar habilidades como la creatividad, la atención y la concentración, entre muchas otras.

Cada niño y adulto es distinto, y es justamente esa variedad de personalidades que pintó de colores no solo el piso del salón sino también el ambiente de la clase. Durante los días de la formación, tanto hombres como mujeres se adentraron en los juegos y dinámicas que posteriormente ellos enseñaran.

No hubo pena, participaron, rieron, conectaron miradas, sudaron, tuvieron curiosidad y descubrieron nuevas formas de guiar a los más pequeños a través de posturas de yoga y juegos.

Jimena Patiño había mencionado anteriormente que los niños “se preocupan por complacer a sus padres y maestros, por no encajar, por no ser buena persona, por su aspecto…”, por ello, el ambiente que se motivó a formar en cada clase es uno de respeto, en donde puedan ser ellos mismos con su imaginación.

Esta formación está certificada por Yoga Alliancey durante las 27 horas de educación continua los futuros maestros aprendieron desde estructurar una clase hasta incorporar y promover el yoga en su vida diaria.

 

Por Jimena Patiño

No es fácil ser un niño

Todos sabemos que no es fácil ser un adulto, y especialmente no es fácil ser padre, pero ¿alguna vez pensaste en lo difícil que es ser un niño?

Imagina cada acción tuya siendo examinada, siempre se te dice qué hacer y qué no hacer, necesitando pedir permiso para todo, apresurándote a dejar de jugar y meterte en el automóvil o acostarte. ¡Tal vez ni siquiera puedas alcanzar el interruptor de la luz!

Vivir de la misma manera que un adulto sería una especie de tortura muy exótica.

Entonces, ¿cómo podemos aliviar el sufrimiento de estos pobres niños? Por supuesto que estoy medio bromeando.

¡También hay cosas geniales sobre ser un niño! La gente está comprando y cocinando para ti, guiándote, leyéndote historias, comprándote juguetes, ¡no hay mucho de qué preocuparte!

Pero los niños sí se preocupan. Se preocupan por complacer a sus padres y maestros, por no encajar, por no ser lo suficientemente buenos, por no ser una buena persona, por su aspecto. Muchas de las preocupaciones de los padres se transfieren a los niños; los niños incluso se preocupan por el dinero.

Creo que hay algunas cosas que nosotros, guardianes, padres o maestros, podemos hacer para que sea más fácil para los más pequeños … aquí hay algo para pensar:

El porqué

Tal vez en lugar de decirles qué hacer, podemos explicar, ¿por qué?

Es muy importante saber por qué hacemos las cosas.

La obediencia no es una gran cualidad por sí misma. ¿Te gustaría que tu hijo crezca y se convierta en un adulto obediente? La obediencia es cómoda para los adultos y mantiene al niño seguro a veces, pero la comprensión es una mejor cualidad. Es por eso que explicar el por qué de las cosas es tan importante.

Los niños comienzan a preguntar “¿por qué?” Sobre todo cuando tienen aproximadamente tres años. ¿Alguna vez te preguntaste por qué? Obviamente, es porque quieren saber por qué, quieren entender, y creo que lo merecen.

Trátalos como iguales

Permite que la opinión del niño sea importante para ti. Abre las cosas para conversarlas, y estate preparado para posiblemente aceptar lo que están diciendo o alcanzar un compromiso.

Escuchar como adulto la frase “porque YO lo digo” es inaceptable en la mayoría de las circunstancias, tal vez solo siendo de ser un soldado.

En nuestro tiempo libre, los adultos elegimos hacer cosas que nos interesan, cosas que nos dan placer. Sin embargo, la mayoría de las veces, especialmente en el sistema educativo convencional, forzamos la dirección del aprendizaje o las actividades. Se ha demostrado que el aprendizaje basado en intereses es mucho más eficiente que uno forzado. Después de todo, cuando aprendemos algo, nos ayuda a aprender sobre todo lo demás. Y creo que con los niños, más que nada deberíamos aspirar a inspirar a nuestros hijos a amar el aprendizaje.

Confía en la sabiduría de los niños para tomar decisiones valiosas acerca de lo que quieren involucrarse. Y, por supuesto, estar a su lado para guiarlos y empoderarlos a lo largo del camino.

Cuando hablo de niños que merecen disfrutar de la libertad de elección, no estoy hablando de anarquía. Fui un gran creyente de la anarquía en mi adolescencia, pero para que funcione como una estructura social, cada persona debe asumir la plena responsabilidad de su propia acción. Es posible que los niños aún no estén listos para esta libertad absoluta, y tener algunos límites básicos razonables los hace sentir seguros. Esos límites sirven como un cálido abrazo que dice: “estás a salvo aquí”.

Debido a mi propia aversión a las reglas, he intentado no tener reglas, tanto en casa como en el docente. Como las reglas son difíciles de mantener y tampoco son divertidas, he reducido al mínimo mis reglas a una única regla: respeto.

El respeto es la base de todas las relaciones saludables, incluidas las que tienen nuestros hijos. Pero tiene que ser respeto mutuo. Tiene que funcionar en ambos sentidos, no solo de los niños a los padres. Entonces, lo que estoy sugiriendo aquí no es anarquía, sino renunciar a la dictadura a cambio de la democracia.

 Co-crear vida juntos

Involucra al niño en una toma de decisiones apropiada para su edad. Compartir su plan para el día o la semana, debería ayudarlos a sentirse más cómodos porque sabrán qué esperar. Compartir tus sueños con ellos los hace parte de ese sueño: ¡crear sueños juntos!

Deja que el niño sea el líder a veces. En nuestro hogar, ocasionalmente tenemos “Días No No”; esos son días cuando no puedo decir que no. ¿Suena divertido? ¡Es! Y la mayoría de las veces, nuestros hijos tomaron decisiones responsables y consideradas con esta superpotencia “no no”.

Podrías pensar que es difícil decir “sí” durante todo un día, pero en realidad es más fácil que decir que no. Va con la corriente, lo cual es bastante divertido, incluso para adultos.

Personalmente, amo los “Días No No”. La semana pasada con Delphin, mi hija de seis años, tuve el privilegio de ser guiado por ella al mercado por la mañana, luego de un baño en la playa, un picnic en el parque (de nuestras compras en el mercado), y algo de jardinería en nuestro patio trasero – ¡un día fantástico!

Es mucho más agradable ser un padre “sí”, y sigue constantemente guiando a los niños para que hagan mejores y más saludables pedidos.

Saldar

Al igual que en cualquier relación, en una relación entre padres e hijos, o entre profesor y alumno, todo tiene dos aspectos: es recíproco.

Las mesas siempre giran. Cuando respetamos a los niños, ellos nos respetan. Cuando escuchamos a los niños, nos escuchan. Cuando les damos control a los niños, les permitimos ser líderes a veces, ellos también nos dejarán guiar.

Pruébalo; ¡podría funcionar!

Por Instituto Mexicano de Yoga